“Cómo ayudar a los niños a gestionar sus emociones “

A la edad de dos años aproximadamente, los niños descubren el poder de las rabietas. En muchas ocasiones, esto conlleva momentos difíciles e incómodos para los padres y por este motivo hoy vamos a hablar sobre cómo podemos actuar ante conductas conflictivas por parte de nuestros hijos e hijas.

La tarea más importante que deben llevar a cabo las familias es enseñar a sus hijos a controlar sus emociones y sentimientos; un aspecto fundamental en el desarrollo socio-emocional de los más pequeños. Y para que el niño pueda hacerse frente a los distintos problemas, debe aprender a controlar sus miedos. Gracias a esto descubrirá un abanico de estrategias para solucionar sus problemas.

Entonces… ¿qué podemos hacer los padres y madres para que nuestros hijos controlen y expresen sus emociones?

  1. Lo principal es enseñarles a reconocer y distinguir sus emociones. Para ello existen diferentes estrategias como el dado de las emociones (cada niño lanza el dado y saldrá una carita, reconocerán el tipo de emoción y podrán hablar sobre cómo se sienten cuando están enfadados, tristes, alegres, emocionados…). Este dado lo elaboré yo para mis alumnos del colegio y fue una experiencia muy bonita porque a parte de que aprendieron a reconocer las emociones, pudimos hablar sobre cómo nos sentíamos, qué es lo que nos gustaba y qué no. Aconsejo tanto a las familias como a los profesores a llevar a la práctica esta actividad. XQnU2eD

2.  Cuando un niño/a está nervioso y actuando con rabietas, tenemos que ser conscientes de que nosotros somos los adultos. No podemos chillar, ni enfadarnos porque, como bien sabemos, los niños son esponjas y absorben todo aquello que ven a su alrededor. Por lo tanto, tenemos que respirar hondo e intentar tranquilizar al niño y si ésto no ocurre, podemos optar por retirarlos a un lugar neutral donde puedan calmarse. Tenemos que darles el tiempo que ellos necesiten.

3. Hay que dedicarle tiempo a los niños. Escucharlos, entender lo que nos cuentan, crear espacios de diálogo, que se sientan queridos… es importante preguntarles cada día qué tal en el colegio, si se ha divertido, qué ha aprendido, cómo se siente… Creemos que no pero el simple hecho de que nos cuenten cómo se sienten ayuda a que ellos aprendan a expresar sus emociones y sentimientos y así seguimos completando su desarrollo socio-afectivo. Para este tipo de situaciones es muy útil el “emociómetro” que podéis elaborarlo en casa y es como un termómetro que indica el grado de felicidad o enfado que tiene el niño.

4. Podemos ofrecerle distintas situaciones donde los niños se fijen en las emociones de los demás, en cómo se sienten… De este modo pueden llegar a compartir emociones y tener presente la importancia dentro de las relaciones sociales. Tenemos que tener en cuenta que no sólo trabajamos las emociones propias de nuestros hijos, sino que ellos también tienen que comprender a los demás, escucharlos, respetarlos, compartiendo experiencias, conocimientos…

Actividad elaborada en el aula con mis alumnos “¿Cómo me siento?” Salieron muchos temas de conversación. Además es un gran aliado cuando hay algún conflicto en el aula o en casa ya que ayudamos al pequeño a expresarse y comprenderlos mejor. K4bo9XP

Todo esto será mucho más fácil si desde pequeñitos trabajamos con ellos la educación emocional y en un ambiente estimulante en el que expresemos nuestro cariño y todo aquello que hacen bien. Y se alcanza a través de la experiencia, la práctica diaria y contemplando cada momento como una gran oportunidad para aprender y mejorar.

Hoy en día, tenemos la suerte de que podemos encontrar en las redes sociales muchas actividades asociadas a este tema. Además si lo elaboráis ustedes mismos, os gustará más y disfrutareis junto a los niños.  Podéis encontrar desde cuentos, juegos, manualidades hasta canciones, poemas, obras de teatro, talleres…

Recordad, “la enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza, sino la que se hace de corazón a corazón”. Howard Hendricks.

J8pHmVb

Anuncios

“Las cosas esenciales”

Muchos y muchas habréis oído la palabra “MONTESSORI”…

Montessori fue una educadora y doctora italiana que apostó por los niños en exclusión. Gracias a su metodología, hoy en día encontramos muchos docentes que trabajan en sus aulas siguiendo este modelo de enseñanza.

¿Pero qué tiene de diferente a las demás metodologías?

La escuela Montessori tiene MUY EN CUENTA el espacio o entorno que rodea a los niños, un entorno que está cuidadosamente preparado para garantizar el aprendizaje del alumno. El niño aprende jugando, es decir, es feliz aprendiendo. No se trata de memorizar o repetir una serie de normas y de conceptos hasta que nuestra cabeza explote, al contrario, con este tipo de metodología conseguimos que nuestros niños sientan placer y motivación a la hora de aprender.

Tenemos que tener muy presente que la mente de un niño es como una esponja que, en su etapa madurativa, absorbe y absorbe todo aquello que sucede en su entorno. Por ello los docentes (junto con la familia-esencial el papel de las familias en el proceso de enseñanza y aprendizaje) somos los encargados de crear ambientes acogedores y llenos de aprendizaje. Es muy importante el tipo de recurso del que dispongamos en nuestras aulas y en casa.

Hoy en día tenemos la suerte de que hay muchísima variedad en cuanto a juegos y juguetes educativos y para todas las edades. (Abajo tenemos un claro ejemplo de juguete de madera adaptado a niños y niñas para la etapa de Preescolar).

14-Pcs-Montessori-Wooden-Pre-School-Teaching-Aid-Combination-Educational-Toys-For-Children-Kids-Preschool-Model

Lo bueno de este modelo también es que podemos trabajarlo en casa y elaborar materiales caseros como por ejemplo el juego de letras que he elaborado con tapones de los cartones de leche. Podemos sacarle partido a  materiales y objetos que dispongamos en nuestras casas para realizar actividades y juegos con los más pequeños. Incluso podemos llevarlo a cabo con la ayuda de los peques y hacerles participes de su propia enseñanza.

A continuación os enseño el ejemplo de juego de letras.

4.jpg

Animo a todos los papás y mamás a que hagan este tipo de actividad con sus hijos e hijas. Recordemos que la educación  NO es solo tarea del docente sino todas las personas que se encuentren en el ambiente del niño tienen que participar de este proceso. Además de divertirse los peques, los adultos también nos divertiremos y conseguiremos estrechar aún más la relación con nuestros hijos.

montessori

“La enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza sino de corazón a corazón”  (H.G. Hendricks)

cropped-img-20141106-wa0008.jpg

Llevo mucho tiempo queriendo crear un blog. Un blog donde pueda compartir cada una de las vivencias con alumnos y alumnas que han ido pasando por mis manos, familias que dejan huella, compañeros de profesión que te enseñan cada día y te animan a seguir luchando por un sueño que desde bien pequeña ya tenía claro: ser MAESTRA.

Yo hice el técnico superior de Educación Infantil y luego hice la carrera de magisterio. Hoy en día soy opositora pero sigo trabajando como maestra,  en escuelas infantiles, en campamentos de verano, ludotecas o en casa.

Todavía me queda mucho que aprender y que enseñar, el camino es largo y a veces duro pero hay algo que tengo claro… no hay nada comparable con la sonrisa de un niño cuando te ve llegar a la escuela y la admiración y cariño que sienten por ti. Y por este “simple” motivo quise ser maestra.

En este blog hablaremos sobre muchos temas y todos relacionados con la educación.

Asi que manos a la obra…